Rechazan a Zapotitlán Salinas como Pueblo Mágico

 Aunque Zapotitlán Salinas es un municipio que cuenta con prismas basálticos, minas de jade y ónix, así como de sal prehispánica, flora y fauna única en el mundo, vestigios de fósiles marinos, huellas de dinosaurios, ruinas, gastronomía con base en insectos y frutos de cactus, el título de Pueblo Mágico le ha sido negado en varias ocasiones.



9 de julio de 2023

Su nombre significa, lugar de zapotes o entre zapotes y existen varios puntos en donde hay árboles de este fruto, del blanco y del negro, pero el lugar más conocido es el que está al pie de la Hacienda La Huerta.

Zapotitlán Salinas se encuentra dentro de la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán (RBTC) y el 2 de julio de 2018 esta área natural protegida fue inscrita en la lista del patrimonio mundial como bien mixto por el Comité del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Para llegar a Zapotitlán es preciso tomar la carretera federal 125, tramo Tehuacán–Zapotitlán Salinas, misma que se localiza a 146 kilómetros de la ciudad de Puebla, por lo que se deberá tomar la carretera al estado poblano y después seguir los señalamientos con rumbo a Oaxaca.

Prismas basálticos, entre las mayores atracciones de Zapotitlán

Uno de los sitios de mayor atracción de Zapotitlán, son los prismas basálticos, que si bien no están tan alejados de la cabecera municipal el trayecto dependerá del paso de los visitantes, pues hay rutas de más de dos horas y otras más cortas, como el acceso alrededor del cráter del volcán.



Nota relacionada:

Zapotitlán Salinas se queda con ganas de ser Pueblo Mágico

Zapotitlán Salinas se queda con ganas de ser Pueblo Mágico

Sugerimos: Teziutlán y Huejotzingo, los nuevos Pueblos Mágicos de Puebla


Una de las minas que se puede explorar sin mayor problema es la de don Bayo, que puede recorrerse por sus túneles y estar en contacto con los llamamientos de jade y onix, además del agua que emana de su interior. Don Bayo es una persona que explota ese sitio desde hace más de 40 años y habilitó una de las cuevas para poder vivir; el camino es a pie y tiene una duración de unos 20 a 30 minutos.




La obligada visita al Jardín Botánico


En el Jardín Botánico Helia Bravo Hollis podrán apreciarse la mayoría de especies endémicas, es decir, que no se encuentran en ninguna otra parte de México o el mundo, como cactáceas, sotolines, columnas, suculentas, entre otras; este sitio no está delimitado, pero existe una entrada.


Las ruinas de Zapotitlán

El municipio cuenta con una iglesia enterrada que data del siglo 16, la cual muestra murales que datan de cuando empezó a evangelizarse la zona, aunque por el momento se mantiene cerrada por mantenimiento.


Otro de los sitios mayormente visitados es el cerro de Cutha, donde se encuentra una tumba prehispánica en la que fue sepultada una autoridad de los pueblos cercanos, denominada Xapo; sin embargo, sólo se conservan las paredes de la cripta, pues el lugar fue saqueado.



Los Reyes Metzontla, lugar de artesanas

Una localidad que es necesario visitar es Los Reyes Metzontla, de esencia alfarera. Sus artesanías son elaboradas con barro prehispánico y en su mayoría son mujeres quienes las elaboran y venden a través de cooperativas, este sitio se encuentra a una hora con 30 minutos de la cabecera municipal.


Otro sitio que también ofrece a los visitantes varios puntos por recorrer es San Juan Raya, en donde se puede apreciar bosques de turritelas, huellas de dinosaurios, fósiles marinos, museo de artículos de la cultura ngiwa, recorridos a caballo, recorridos nocturnos, cabañas y miradores.

Qué hacer, qué comer y dónde quedarse en Zapotitlán

La gastronomía de la cabecera municipal llama la atención desde hace años, pues es realizada con insectos, flores y frutos de cactus. Aunque los lugareños ya elaboraban estos platillos desde hace tiempo, los chefs de la población revolucionaron los guisados y los precios oscilan entre los 100 y 150 pesos por platillo.

Además, en Zapotitlán Salinas hay por lo menos cuatro productores de mezcal reconocidos y durante los recorridos se pueden visitar sus palenques para degustar esta ancestral bebida, destilada con los agaves endémicos de esta zona.

Asimismo, existen varios hoteles y cabañas, que van desde los 100 a los 500 pesos, algunos están en las localidades y otros más en la cabecera.

Desde hace unas tres administraciones Zapotitlán Salinas ha intentado obtener el título de Pueblo Mágico, pero en todas esas veces sólo se han quedado en el camino.