32 años a la llorona de Chignahuapan

 La Fiscalía General del Estado (FGE), logró obtener la vinculación a proceso de Anabel N, por haber asesinado a sus hijos de apenas 3 y 9 años de edad, con el propósito de vengarse de su marido tras una infidelidad. Los hechos ocurrieron el pasado 9 de abril del año en curso en el municipio de Chignahuapan.


El delito que las autoridades judiciales lograron imputarle a Anabel de 32 años de edad fue el de homicidio en razón de parentesco, luego de que matara a sus dos hijos menores de edad en una vivienda ubicada en el Barrio de Ixtlahuaca de Chignahuapan hace mes y medio.

Tras ser calificada de legal la detención y retención de la persona, la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos de Violencia de Género contra las Mujeres formuló imputación por el delito de homicidio en razón de parentesco.

Con los elementos probatorios expuestos, el Juez de Control dictó vinculación a proceso en contra de Anabel N. imponiéndole como medida cautelar prisión preventiva oficiosa hasta el cierre de la investigación.

Los hechos

Anabel de 32 años descubrió la infidelidad de su esposo y sostuvieron una fuerte discusión, pues también la poblana se enteró de que había sido contagiada de una Enfermedad de Transmisión Sexual.

Posteriormente, la tarde del viernes 9 de abril, vecinos de la comunidad de Ixtlahuaca en el municipio de Chignahuapan alertaron al número de emergencia 911 que en esta zona se escuchaban llantos y gritos de ayuda por parte de unos niños.

Para vengarse de su esposo por haberle sido infiel y contagiarle una ETS, Anabel estranguló a dos de sus cuatro hijos, una pequeña de 3 años de edad y un niño de 9 años quienes quedaron tendidos en el piso.

Cuando Anabel se vio sorprendida por los vecinos de la zona, intentó ahorcarse, sin embargo, no logró su cometido debido a que la soga con la que quería quitarse la vida se rompió.

Además, la llegada de la Policía Municipal impidió que Anabel se quitara la vida y asesinara a sus otros dos hijos.