Denuncia contra Huerta incluirá el de pornografía infantil

Los padres del joven poblano Cristopher N que fue drogado y violado por el diputado Saúl Huerta Corona, buscarán que se sume el delito de pornografía infantil a la denuncia luego de que el menor de edad reveló que le tomó fotografías en la oficina número 18 de la Cámara de Diputados y fue obligado a estar en privado con otros dos legisladores que podrían estar involucrados en el caso.


La abogada Cecilia Calderón narró que otras dos personas podrían ser los cómplices de Huerta Corona debido a que comieron con el menor en un restaurante donde fue drogado con la sustancia etanol, por lo que solicitaron a la Cámara de Diputados realizar una mecánica de hechos para dar con el paradero de los implicados.

“El niño dijo que estuvo con Huerta en la oficina número 18 y llegaron otras personas, por lo que el diputado le dijo que se quitara el cubrebocas y que platicara con ellos porque también lo iban a ayudar para entrar a una escuela de gastronomía. Se cuentan con ocho fotografías de prueba que el mismo diputado le tomó al menor con su celular dentro de la Cámara de Diputados y se las mandó a su WhatsApp”, dijo la abogada.

Afirmó que durante la comida pidió un platillo que tenía carne, frijoles y arroz, además de una bebida que al principio sabía dulce y después amarga, misma que dejó al menor en un estado de indefensión.

“El menor manifestó haber estado en la Cámara de Diputados en donde le dieron de comer cosas que le sabían raras y amargas, ya que se cuenta con una pericial de toxicología en la hoja número 318 de la carpeta misma que fue hecha por la PGR y el resultado fue que estaba drogado bajo la sustancia del etanol”, aseguró.

Afirmó que les han negado las grabaciones de la calle del hotel Exe Cities para verificar la condición en la que entró y salió el menor, ya que en ese lugar sucedieron los hechos, un recuento de la historia desde la Cámara de Diputados para que el niño reconozca más factores que ayuden en la investigación y las medidas de seguridad para la familia después de las amenazas.

“Solicitamos la grabación de las cámaras de la calle cuando el diputado entra al hotel con el niño, derivado porque el niño estuvo ahí y el delito se cometió en ese lugar, es algo permitente. Sin embargo, el Ministerio Público dijo que no iban en la línea esa solicitud ya que no era relacionado con los hechos que se investigan, entonces yo no sé qué acto de investigación están haciendo”, reclamó.

Finalmente afirmó que buscan entorpecer el proceso y dejar sin pruebas a la víctima, pues además de temer por su vida y la de sus familiares, tuvieron que ser trasladados a más de ocho horas de la Ciudad de México por diversas amenazas de muerte.