Cabeza logo

header ads

Muy buenos abogados defienden al diputado Huerta. Podría librar la cárcel. Ahora prófugo.

 Los hermanos Castillo, que llevan la defensa del diputado Saúl Huerta Corona, han encabezado al menos dos casos importantes en los que han ganado en los juzgados; el más relevante fue el de Carlos Salomón Villuendas Adame, quien conducía borracho en Paseo de Reforma en 2017 cuando mató a cuatro personas y aun así salió de la cárcel con libertad bajo fianza.


Rafael Castillo y Wilfrido Castillo son los hermanos que se encargan de la defensa jurídica del diputado Saúl Huerta Corona, y son especialistas en derecho penal, han organizado diversos diplomados en esta materia con el nuevo sistema de justicia acusatorio que se ha implementado en México.

Cuentan con un despacho jurídico en conjunto y han estado en dos casos relevantes a lo largo de su carrera, los cuales han ganado a favor de sus clientes siendo prácticamente los defensores de los ‘delincuentes’.

En Culiacán, Sinaloa, se suscitó el caso más reciente en el que participaron los hermanos Castillo, defendieron a Iván Alejandro N, quien asesinó en una fiesta a Humberto Trejo Espinal bajo el pretexto de que ‘se había pasado de lanza’ debido a que se robó unas libras en el evento.

Aunque el caso más emblemático en el que han participado los hermanos Castillo es el de Carlos Salomón Villuendas Adame, quien en 2017 protagonizó uno de los accidentes automovilísticos de mayor trascendencia en la Ciudad de México en los últimos años.

Salomón Villuendas iba conduciendo en estado de ebriedad el 31 de marzo de 2017 en el Paseo de la Reforma, cuando chocó su vehículo BMW provocando la muerte de cuatro personas.

Los hermanos Castillo lograron que el culpable saliera de prisión pagando un millón 736 mil 540 pesos a las víctimas indirectas del accidente por concepto de indemnización, reparación del daño y gastos funerarios; además de pagar la fianza para que saliera libre del reclusorio donde había estado encerrado mientras se desarrolló su juicio.