La derrota: Camarillo pierde 47% en el PRI y Salgado 28% en Nueva Alianza

13 junio 2024


Néstor Camarillo Medina y Emilio Salgado Néstor, dirigentes del PRI y Nueva Alianza respectivamente

El Partido de la Revolucionario Institucional (PRI) y Nueva Alianza se desplomaron en este proceso electoral al caer 47.1 y 28.6 por ciento, respectivamente entre la jornada electoral de 2018 con el 2 de junio pasado, de acuerdo con el cómputo final de los votos del Instituto Electoral del Estado (IEE).

Mientras el PRI, a cargo desde 2020 por Néstor Camarillo Medina —y el interinato en las elecciones por Delfina Pozos Vergara— perdió casi el doble de votos en la elección de 2024 con 259 mil 313 de los 490 mil 687 en la elección de 2018.

Por su parte, el partido Nueva Alianza que está a cargo desde 2017 por Emilio Salgado Néstor perdió el 28.6 por ciento de los votos al pasar de 88 mil 524 en su primera elección a 63 mil 176 en el proceso electoral de 2024.

En 2021, las dos fuerzas políticas también perdieron votos; por ejemplo, el PRI tuvo 379 mil 491 y Nueva Alianza fue de 78 mil 36 sufragios, reportan datos del IEE.

Después de concluir su periodo como secretario general de la Sección 23 en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Emilio Salgado Néstor fue nombrado dirigente de Nueva Alianza. Llegó el 18 de febrero de 2017 en sustitución de Roberto Villarreal.

En tanto, Néstor Camarillo llegó a la dirigencia en 2020 por acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a cargo del dirigente Alejandro Moreno Cárdenas, ante la falta de reuniones por las medidas sanitarias derivadas del coronavirus. En 2021, logró su reelección y que cedió de manera temporal a Delfina Pozos Vergara.

Desfondado el PRD

12 junio 2024

Martínez Amador desfondó al PRD: en su gestión perdió casi el 30 % de los votos

Carlos Martínez desfondó al Partido de la Revolución Democrática (PRD) y durante su gestión de 2017 a la fecha como presidente del Comité Directivo Estatal perdió el 28.8 por ciento de los votos del Sol Azteca en la entidad. Ante la caída más baja, el dirigente estatal se sumó a las críticas contra su alianza con el PRIAN en este proceso electoral, en la que señaló que fracasó su estrategia para conservar el partido.

El dirigente del Sol Azteca recibió un partido con una intención de voto de 81 mil 954 en el proceso de 2018, el cual cayó el pasado 2 de junio a 58 mil 324, es decir perdió 23 mil 630 votos.

A finales de 2017, Carlos Martínez dejó la secretaría general del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para realizar labores de “forma interina” en la dirigencia tras la expulsión de la ex líder Socorro Quezada.

El primer proceso electoral en 2018 trabajó de la mano con Dulce María Arias Ataide, quien fue nombrada como delegada con facultades ejecutivas en Puebla para el proceso electoral en el que llegaron alcanzar 81 mil 954 sufragios y sumaron a dos diputados: Liliana Luna Aguirre en Huachinango y José Armando García Avendaño de Ajalpan.       

Para el proceso de 2021, su votación fue de 62 mil 417 que representó 23.8 por ciento de las boletas en las urnas menos para el Sol Azteca.

Pero su peor debacle fue en el proceso electoral del pasado 2 de junio cuando la intención de voto fue de 58 mil 324 votos es decir el 1.8 por ciento del padrón electoral y que le imposibilita mantener las prerrogativas con su registro como partido político.

Critica alianza con el PRIAN

Carlos Martínez Amador, dirigente del PRD admitió que fue un error aliarse con el PRIAN en este proceso electoral y que él asume las consecuencias de las derrotas tanto en los municipios como en la gubernatura.

En entrevista, Martínez Amador reconoció que había corrientes en el PRD que desde el inicio se opusieron a la coalición con el panismo poblano, pero que aún falta hacer un análisis y autocriticas sobre lo que ocurrió en la contienda.

“Siempre hubo una parte que no quería ir en alianza (con el PRIAN) y otra que sí la quería, que quería salvar el registro a como diera lugar. Se tomó una decisión, no veo cómo echarse para atrás y ponernos a lamentar, no salió como esperaba”, comentó.

Dio a conocer que a nivel nacional están buscando cuál será el camino político de todos los líderes, o incluso rescatar el registro.

Mientras en el caso de Puebla tiene clara la visión de que el PRD no tiene ventaja para recuperar al partido político como local y reiteró que asume las consecuencias de la derrota.